PUBLICACIONES

NEWSLETTER

Condena por grooming

Por Melodie Edelstein.

El Tribunal en lo Criminal Nº 3 de Jujuy condenó a un hombre por acoso virtual a un menor de 13, a quien contactó con mensajes amistosos en un juego online para luego buscar un encuentro sexual. Las conversaciones por Whatsapp fueron descubiertas por la familia y denunciadas a la fiscalía.

El grooming se traduce en la conducta de cualquier adulto que crea una cuenta falsa en cualquier red social, haciéndose pasar por un menor, y así poder contactar a otro menor, con el objetivo de solicitarle material o actos con connotaciones sexuales.

La Ley N° 26.904 dispone que se impondrá prisión de 6 meses a 4 años a quien, por medio de comunicaciones electrónicas, telecomunicaciones o cualquier otra tecnología de transmisión de datos, contactare a una persona menor de edad, con el propósito de cometer cualquier delito contra la integridad sexual de la misma.

El Fiscal de Investigación Penal Preparatoria de Alto Comedero, Darío Eduardo Osinaga Gallacher acusó formalmente a un sujeto de 25 años de la provincia de Jujuy por el delito de Grooming, habiéndose relatado que entre mayo y junio de 2019, el imputado se puso en contacto por Whatsapp con un menor de 13 años de edad con el que empezó a intercambiar mensajes con frecuencia, tornándose la conversación cada vez más íntima, llegando incluso al intercambio de fotografías y videos, lo que fue advertido por los familiares del menor, quienes denunciaron el hecho, solicitando el fiscal una pena de 30 meses de prisión de ejecución condicional más reglas de conducta, a través de un acta acuerdo de juicio abreviado.

Llegada la cuestión al Tribunal en lo Criminal Nº 3-Vocalía 8 Jujuy, los magistrados Mario Ramón Puig, María Margarita Nallar y Ana Carolina Pérez Rojas resolvieron hacer lugar al pedido de juicio abreviado, condenando al acusado a una pena de 2 años y 6 meses de ejecución condicional, por ser hallado autor penalmente responsable del delito de grooming.

Además, le impusieron las costas, y una serie de reglas de conducta como la de fijar residencia, presentarse ante el patronato de liberados una vez al mes, abstenerse de consumir alcohol y drogas, prohibición de acercarse a 500 metros del menor o contactarlo por cualquier medio (personal, telefónico, juegos online, redes sociales, etc.), al mismo tiempo se le indicó tratamiento psicológico o psicoterapéutico, y la obligación de adquirir un empleo lícito.

Se probaron la existencia del hecho y la participación del acusado mediante una serie de pruebas, entre las que se incluyó la pericial informática del teléfono del menor, así como el allanamiento y secuestro del teléfono del acusado que también se peritó y el informe en Cámara Gesell del menor, donde reconoció el contacto virtual con el acusado, a lo que se sumó el reconocimiento del imputado.

Como agravante se tomó el aprovechamiento de la vulnerabilidad del niño, a quien se contactó a través de una sala de juegos online donde se le comenzó a mandar mensajes amistosos y luego de índole sexual, insistiéndole en concretar un encuentro, el cual no se logró por el descubrimiento y accionar de la familia del menor.

Al grooming lo podemos encontrar dividido en 3 etapas: la inicial o de relación, la intermedia o de amistad, la final o de actuación.

La etapa inicial o de relación es aquella en la cual el adulto intenta acercarse al menor “suplantando identidad”, hablando de sus gustos, sus amigos, etcétera.

La etapa intermedia o de amistad es aquella donde, ganada la confianza, se van obteniendo datos del menor, y comienza un intercambio de confidencias y secretos, llegando la primera petición sutil con el propósito de obtener imágenes o videos de contenido sexual.

La etapa final o de actuación es aquella en la cual hay una intención sexual, implícita o explícita, que mediante engaño intenta concretar una cita destinada a lograr un fin sexual.

Los jueces también remarcaron que aunque “los hechos traídos a estudio tienen algún tiempo desde su acaecimiento” “justifica su imposición la grave y creciente problemática en cuestión”, tomando en cuenta los derechos de la víctima y en especial del menor.

Publicaciones