PUBLICACIONES

NEWSLETTER

Decreto 70/2023: Derogación de las multas laborales de la 24.013

Por Verónica Toniatti.

El decreto de necesidad y urgencia nro. 70/2023 firmado  en el mes de diciembre de 2023  evidencia una clara  derogación y modificación de diversas leyes de la República Argentina las cuales se encuentran vigentes desde hace muchos años en nuestro País,  provocando así un cambio abrupto y, en gran parte, completamente opuesto a las disposiciones ya existentes. 

Así, en materia del derecho laboral,  el DNU dispuso la derogación de los artículos de 8 a 17 y 120 inc. A  de la Ley 24.013, constituyendo ello un cambio sustancial en el fuero laboral ya que esta modificación implica específicamente la eliminación de las multas laborales. 

La ley nacional de empleo (24.013)  sanciona a todo  empleador que no lleva a cabo la registración de la relación laboral como así también sanciona a aquel que realiza la registración pero lo hace en forma deficiente y/o parcial,  es decir que la remuneración o la fecha de ingreso registrada no resulta concordante con la remuneración o la fecha de ingreso real de la relación laboral. 

Estas sanciones, implican un gran incremento del monto de indemnización que debe abonar el empleador cuando el trabajador se considera despedido e inicia un reclamo judicial, provocando ello que el empleador deba desembolsar gran cantidad de dinero que muchas veces no puede abonar,  especialmente cuando en forma paralela debe mantener los gastos de su emprendimiento entre ellos, impuestos, mercaderías, salarios de otros trabajadores etc.

Asimismo, dependiendo de la sentencia dictada por el juez donde radica el reclamo por falta o deficiencia en la registración, a dichas sumas se les aplica una actualización conforme a distintos tipos de tasas de interés, circunstancia la cual conlleva a otro aumento respecto de las multas originales, resultando el monto final  extremadamente oneroso para el empresario.

En virtud de lo expuesto, el Poder Ejecutivo con el decreto 70/2023 (que entrará en vigencia este viernes 29/12/2023) decidió derogar dichas sanciones, a los fines de disminuir los gastos del sector empresario y,  por ende, reducir la industria de los juicios laborales.  

Ahora bien,  ¿resulta razonable la eliminación de estas multas? Para responder esta pregunta, basta con mirar un par de años hacia atrás para advertir que las sanciones no solo no han cumplido con su objetivo de evitar la falta y/o deficiencia de la registración sino que además ha provocado un aumento descomunal de los juicios laborales, los cuales algunos resultan verídicos y otros son totalmente ficticios, siendo iniciados por trabajadores quienes buscan junto con sus letrados hacerse acreedores de un crédito laboral que por derecho no le corresponden. 

Por lo tanto, podemos decir que es coherente la eliminación de las multas establecidas por la 24013 ya que las mismas son extremadamente costosas y no constituyen en sí una solución al trabajo fuera de registro sino todo lo contrario tiende a provocar el despido indirecto  y al aumento de la industria del juicio. 

De todas maneras, consideramos que al menos  un castigo debe recaer sobre el empleador, ello en virtud de lograr un equilibrio entre ambas partes del contrato, ya que, si bien el método de sanciones de la 24013 no resultó productiva en los últimos tiempos,  no debemos olvidar que el trabajador siempre va a ser la parte débil del contrato de trabajo.

Publicaciones