PUBLICACIONES

NEWSLETTER

La facultad del empleador de imponer sanciones disciplinarias

En el mes de diciembre de 2022, justo antes de comenzar la feria judicial, la Sala VI de la Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo confirmó la sentencia de Primera Instancia en los autos  B. E., A. R. y otro c/Mentvil S.A. s/Despido” la cual hizo lugar a la demanda por considerar que el despido no se encontraba fundado en justa causa.- 

 En los hechos de estos actuados, los actores tenían una antigüedad exacta de 13 y 8 años, sin poseer sanciones disciplinarias, con lo cual ambos poseían  una conducta intachable propia de un buen trabajador.- No obstante ello, el empleador decidió despedirlos atento a que vio a los trabajadores “llevándose un pedacito de tela matelaseada”.- 

Atento a estas circunstancias y a los agravios infundados de la demandada, la Cámara consideró que resulta completamente desproporcional el incumplimiento de los trabajadores y  la medida adoptada por el empleador, además de aclarar que “en modo alguno pudo haber sido la única reacción posible a fin de sancionar el incumplimiento”. 

Asimismo, La Cámara explica en su sentencia que la facultad de imponer sanciones que otorga el artículo 67 de Ley de Contrato de trabajo al empleador tienen como objetivo corregir eventuales conductas y evitar que la denuncia del contrato sea la única reacción posible ante cualquier incumplimiento, circunstancia la  cual no fue llevada a cabo por la demandada conforme surge del expediente judicial.- 

Por lo tanto, habiendo la demandada denunciado el contrato sin aplicar una sanción proporcional acorde a la inconducta de dichos trabajadores, los camaristas resolvieron que la decisión ruptista de la demandada no se ajustaba a derecho, por ende, confirmaron la sentencia de primera haciendo lugar a la demanda de los trabajadores.-  

En virtud de lo expuesto, podemos concluir que el requisito de la proporcionalidad es esencial al momento de aplicar sanciones a los trabajadores, esto significa que las mismas  no deben ser  irrazonables y/o arbitrarias en relación al incumplimiento del trabajador y así, el futuro despido con causa por esas sanciones, resultará viable.-  

Publicaciones