PUBLICACIONES

NEWSLETTER

Las líneas aéreas y los uniformes de sus empleados

Como es de público conocimiento, la vestimenta que poseen los empleados de las líneas aéreas constituye una manera de identificar a la propia compañía para la cual trabajan.  Los uniformes de las diversas empresas forman parte de la propia marca con sus respectivos colores, formas y estampas que hacen a la imagen corporativa y/o empresarial permitiéndole así promocionar su negocio. 

No obstante, con las transformaciones de la actualidad, esta manera de las compañías de hacerse visibles en la sociedad y en los diversos aeropuertos se contrapone con las libertades individuales del trabajador como lo es el derecho de imagen y expresión frente a los demás. 

Por tal motivo, en este último tiempo las empresas aéreas se tornaron más flexibles en relación a los uniformes y aspectos que deben utilizar sus empleados, adaptándose a la nueva realidad y a las nuevas generaciones, transformando sus reglamentos internos en normas más laxas y neutrales en materia de género. 

En virtud de esta temática, se produjeron varios casos judiciales a nivel mundial en busca de modificar los reglamentos internos de las empresas aéreas  y evitar el trato discriminatorio hacia sus empleados. Entre ellos, se puede destacar la sentencia dictada en el mes de noviembre del corriente año por la Corte de  Casación de Francia la cual fallo a favor de un asistente de vuelo de la compañía Air – France,  admitiéndole el reclamo por discriminación toda vez que el reglamento interno de dicha compañía le prohibía utilizar trenzas en el cabello de los varones, cuando dicho peinado si estaba permitida para las mujeres. 

Teniendo en cuenta el mundo  que vivimos hoy junto con los fallos dictados por los diversos Tribunales, podemos decir que nos encontramos atravesando una transformación en los sectores de trabajo de las compañías que va desde la vestimenta hasta la forma de desarrollar cada labor en virtud de las nuevas generaciones y de las diversas tecnologías, con lo cual es recomendable para las empresas aéreas, y por qué no también para las diversas compañías en general, actualizar los reglamentos internos, adecuándolos a principios de neutralidad en materia de género  no solo para evitar reclamos judiciales sino también para modernizarse, haciendo publicidad y/o marketing con el objeto de llamar la atención de los jóvenes y captar su interés ya que ellos marcan el futuro de las relaciones comerciales y laborales .-  

Publicaciones