PUBLICACIONES

NEWSLETTER

Los sábados y domingos trabajados no siempre son horas extras

La justicia nacional del trabajo ha dado claridad sobre el interrogante si corresponde el pago de horas extras después de las 13 horas del sábado, concluyendo que sólo tienen lugar si se excede la jornada de 8 horas o 48 horas semanales.

La Justicia Nacional del Trabajo sumó un nuevo precedente sobre la cuestión volviendo a reafirmar que el trabajo prestado en días sábados y domingos y que corresponderían a los períodos de descanso semanal obligatorio, no siempre resulta ser tiempo extra de labor que deba ser pagado con recargos.

En la causa “Sobstyl M. c Operadora de Estaciones de Servicios S.A. s Despido” se analizó el caso de un operario de una estación de servicios que prestaba tareas en el horario de 14 a 22 hs, de lunes a lunes, gozando de 6 franco mensuales, exigió a su empleadora una remuneración especial durante esas jornadas. 

Al respecto, es necesario aclarar que en las Estaciones de Servicio, como en otros rubros, las actividades se suelen organizar en turnos rotativos de trabajo por equipos y/o turnos fijos, debiendo respetarse las horas atribuibles al descanso semanal y la pausa correspondiente entre jornada y jornada dentro del sistema adoptado.

En esta causa, la Sala VII de la Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo, confirmó la sentencia de grado donde se había desestimado el reclamo por falta de pago de las horas extraordinarias correspondientes a su trabajo los sábados después de las 13 horas y los días domingos. 

Para llegar a dicho pronunciamiento, los magistrados explicaron que el trabajo prestado en días sábados y domingos no siempre resulta ser tiempo extra de labor que deba ser pago con recargo, desprendiéndose de ello que las horas extraordinarias son solo las que excedan la jornada de trabajo de 8 horas diarias o 48 horas semanales o las establecidas en los convenios colectivos de trabajo.

Señalaron con total claridad que la hora suplementaria es la que excede la jornada diaria o semanal, con presidencia del día de la semana en que se presta labores, lo cual no puede ser confundido con el descanso semanal obligatorio.

Publicaciones