PUBLICACIONES

NEWSLETTER

La nueva ley que obliga a las obras sociales y prepagas a cubrir los tratamientos por violencia de género

La nueva ley nacional 27.696 establece la obligación de las Obras Sociales y Prepagas de cubrir tratamientos preventivos y terapéuticos de personas víctimas de violencia de género, teniendo en cuenta las definiciones dadas en la Ley 27.533 de Protección Integral a las Mujeres destinada a visibilizar, prevenir y erradicar la violencia contra las mujeres.

La norma determina que deberá incluirse en el Programa Medico Obligatorio las prestaciones relacionadas no solo con el acompañamiento y apoyo a las víctimas de violencia de género sino también, con la prevención de estas prácticas que atentan contra la integridad de la mujer.

La cobertura debe ser integral, incluyendo todo tipo de terapias y/o intervenciones, tales como terapias médicas, psicológicas, psiquiátricas, farmacológicas, quirúrgicas y cualquier tipo de atención que resulte necesaria o se derive de un episodio de violencia de género.

La ley detalla que quedan incluidas en la misma, todas las obras sociales y prestadores de salud incluidas en las leyes 23.660 y 23.661, así como también la Obra Social del Poder Judicial de la Nación, la Dirección de Ayuda Social para el Personal del Congreso de la Nación, las entidades de medicina prepaga reguladas por la ley 26.682 el Instituto Nacional de Servicios Sociales para Jubilados y Pensionados, el Instituto de la Obra Social de las Fuerzas Armadas y las entidades que brinden atención al personal de las universidades, y todos aquellos agentes que brinden servicios médico-asistenciales a sus afiliados independientemente de la figura jurídica que posean.

A los fines de garantizar que la atención integral de las víctimas se realice con los parámetros y las indicaciones adecuadas, las Obras Sociales y Prepagas deberán articular con aquellos programas creados para la atención de la violencia de género a nivel nacional, provincial y local, tales como el programa ¨Acompañar¨ destinado al apoyo y acompañamiento de personas en situación de riesgo por violencia de género y el programa ¨Producir¨ dirigido a crear o fortalecer proyectos productivos llevados adelante por organizaciones comunitarias en las que participen mujeres y miembros de la comunidad LGBTI+ que atraviesen o hayan atravesado situaciones de violencia de género. Considerando además programas de acompañamiento gratuito como los centros y refugios integrales de la mujer, la línea 144, diversos talleres de prevención y campañas de sensibilización.

Publicaciones

17 noviembre 2022