PUBLICACIONES

NEWSLETTER

La violencia digital será parte de la Ley de Protección Integral contra la violencia hacia las Mujeres

Por Agustín Arechavala.

En la última sesión de la Cámara de Diputados de la Nación se había sancionado la “Ley Olimpia” que introdujo la “violencia digital” a la Ley N° 26.485 de Protección Integral contra la violencia de Mujeres.

El pasado lunes se promulgó la Ley 27.736, denominada “Ley Olimpia”, que incorpora a nuestro ordenamiento jurídico la violencia digital, a través de la tipificación de los delitos que violen la intimidad sexual de las personas a través de medios digitales y la difusión sin consentimiento de cualquier contenido íntimo.

Con la publicación del  decreto 542/2023 quedan incorporadas las modificaciones a la Ley 26.485 sobre Protección Integral a las Mujeres, estableciéndose que se entenderá por …“por violencia contra las mujeres toda conducta, por acción u omisión, basada en razones de género, que, de manera directa o indirecta, tanto en el ámbito público como en el privado, en el espacio analógico digital”…

En cuanto a la violencia digital o telemática serán así considerada …“Toda conducta, acción u omisión en contra de las mujeres basada en su género que sea cometida, instigada o agravada, en parte o en su totalidad, con la asistencia, utilización y/o apropiación de las tecnologías de la información y la comunicación, con el objeto de causar daños físicos, psicológicos, económicos, sexuales o morales tanto en el ámbito privado como en el público a ellas o su grupo familiar”…

Con la finalidad de garantizar el pleno desenvolvimiento y permanencia en el espacio digital por parte de las mujeres, se ha dispuesto de la implementación de un servicio multisoporte, telefónico y digital gratuito y accesible, en forma articulada con las provincias, a través de organismos gubernamentales pertinentes, destinada a dar contención, información y brindar asesoramiento sobre recursos existentes en materia de prevención de la violencia contra las mujeres y asistencia a quienes la padecen, incluida la modalidad de ‘violencia contra las mujeres en el espacio público’ conocida como ‘acoso callejero’.

Por su parte, la justicia quedará facultada ordenar la prohibición de contacto del presunto agresor hacia la mujer que padece violencia por intermedio de cualquier tecnología de la información y la comunicación, aplicación de mensajería instantánea o canal de comunicación digital.

En cuanto a las empresas de plataformas digitales, redes sociales, o páginas electrónicas, de manera escrita o electrónica, podrá disponerse por resolución fundada, la supresión de contenidos que constituyan un ejercicio de la violencia digital o telemática definida en la presente ley.

Finalmente, se reitera el beneficio de gratuidad de toda diligencia e instancia en el curso de las actuaciones judiciales, y al acceso a los recursos públicos disponibles para la producción de prueba, en particular para la realización de pericias informáticas y al patrocinio jurídico preferentemente especializado.

Publicaciones